PIA+S

Transforma Alimentos

Plataforma de Información en Alimentos Saludables

Archive: Jul 2015

  1. Natural Functional Foods, el brocoli antiaging

    Leave a Comment

    La propuesta de esta joven empresa biotecnológica afincada en Valencia no deja de ser sugestiva: alimentos funcionales con cualidades antiaging producidos además mediante agricultura sostenible y máximo respeto por el medioambiente.

    El objetivo de los fundadores de NFF –los venezolanos Roberto Roselli y Cristobal Aquilar- es generar mediante agrobiotectonolgía alimentos funcionales con valores nutricionales más altos y enfocados a responder a las necesidades específicas del cuerpo conforme va envejeciendo. “El cuerpo sufre de oxidación, pérdida de calcio, etc.” Para ello, han elegido al que consideran al vegetal rey de la naturaleza, el brócoli. “Sobre los cultivos de esta verdura aplicamos un protocolo de enriquecido natural que utiliza la maquinaria biológica del brócoli. El resultado es un alimento con propiedades anti envejecimiento y anticancerígenas, entre otras.”

    Lógicamente no se trata de un producto de consumo masivo, sino que está dirigido a un segmento específico de la población, “preocupado por su salud y con mayor poder adquisitivo. Nuestro mercado principal está en el norte de Europa”, explica Cristobal Aguilar.

    NFF, en un modelo de partnership con los agricultores, se encarga de la cadena completa, desde la producción hasta la comercialización. Supervisando siempre que se aplica el protocolo creado por ellos. El 70% del capital recibido lo invertirán en poner en marcha la primeras 3 Ha de cultivo. El resto, se invertirá en I+D para mejorar el proceso.

    Su propósito es estar en el mercado en el primer trimestre de 2016. Justo el tiempo que pasarán en Tudela afinando con ayuda de Orizont su estrategia de comercialización.

    Será una pelea de David contra Goliat, ya que NFF tendrá que enfrentarse a gigantes como Montsanto, aunque ellos confían en que su etiqueta ecológica y respeto por el medioambiente les ayudará en este campo de batalla.

  2. Invitación a charla de difusión Convocatoria Nacional FIA 2015

    Leave a Comment

    La Fundación para la Innovación Agraria (FIA) invita a usted, a una charla informativa sobre las dos convocatorias nacionales que se encuentran abiertas:

    • “ESTUDIOS Y PROYECTOS DE INNOVACIÓN EN AGRICULTURA SUSTENTABLE”
    • “PROYECTOS DE INNOVACIÓN EN ALIMENTOS SALUDABLES”

    La actividad se realizará el martes 28 de julio a las 9:30 horas, en el Salón Cantalao, Hotel Neruda, ubicado en Avda. Pedro de Valdivia 164, Providencia, Santiago.

    Confirmar asistencia al e-mail: ariveros@fia.cl o al teléfono: (2) – 24313030.

    ¡No te pierdas la oportunidad de innovar por una agricultura inclusiva, competitiva y sostenible en el tiempo!

    face_twitter_convocatoria

     

     

  3. 1° Seminario TECFOOD 2015 –Ingredientes y Materias Primas

    Leave a Comment

    El Programa de Alimentos más Saludables PIA+S y la Revista INDUALIMENTOS, tienen el agrado de invitarlos a participar del Primer Seminario de Ingredientes y Aditivos Alimentarios.

    Actualmente es casi imposible concebir un alimento sin un ingrediente o aditivo. Sin embargo, hay que aceptar que desde siempre estos productos han acompañado la alimentación humana. Es de suma importancia entender los cambios que ha experimentado nuestra sociedad que demanda con más frecuencia el consumo de alimentos saludables, lo que sin duda obliga a las empresas y profesionales del rubro a estar siempre actualizados, conociendo la legislación vigente, sus regulaciones, el mercado, las tendencias y las tecnologías que se utilizan en la industria de alimentos.

    El evento se realizara el miércoles 19 de agosto del 2015 en Hotel Plaza el Bosque, Ebro 2828, Las Condes. Santiago/Chile

    Para más información ventas@indualimentos.cl o al teléfono (56) 2 2233 7762

  4. Europa, líder en el mercado de colorantes naturales

    Leave a Comment

    Se estima un crecimiento de alrededor de un 6,4% hasta el año 2020, que viene propiciado por el avance de las tecnologías alimentarias, por el interés del consumidor en alimentos más sanos que incorporan colorantes naturales y una legislación europea favorable.

    Sin embargo existen dificultades, especialmente en las búsquedas de nuevos colorantes naturales, por ejemplo para sustituir aquellos que causan desagrado en el consumidor (como ocurre con el carmín, obtenido de las cochinillas) o la lucha por extraer colorantes naturales aptos para obtener azules y verdes naturales que hasta el momento se han extraído de la spirulina, pero especialmente para el color verde ya que no ofrece el suficiente estabilidad.

  5. Chile asume la presidencia de la Coordinación del Comité del Codex para América Latina y el Caribe (CCLAC)

    Leave a Comment

    En el 38° Período de sesiones de la Comisión del Codex Alimentarius (CAC) se nombró al nuevo coordinador para América Latina y el Caribe (CCLAC) en donde Chile fue elegido para esta misión.

    Esta nominación fue realizada en la 19° sesión del CCLAC en noviembre de 2014, en donde Chile fue elegido de manera unánime por los países de la región para que asumiera esta nueva coordinación. En Ginebra fue ratificada esta nominación que desde julio empieza a ejercer Chile por un período de 2 años con posibilidad de reelección.
    En la reunión están participando alrededor de 600 personas pertenecientes a los países miembros de la Comisión del Codex y observadores internacionales. La delegación de Chile está conformada por Michel Leporati, como jefe de delegación, Diego Varela de ACHIPIA y María Loreto Lynch por parte de DIRECON.
    A partir de ahora, Chile es el país encargado de conducir y liderar el CCLAC en América Latina y el Caribe, de consolidar los procesos de participación, profundizar el uso de decisiones basadas en la ciencia, con lo cual espera contribuir al desarrollo del Codex en la región. Este comité está actualmente conformado por 33 países miembros, entre los que cuentan los países de América del Sur, Centroamérica, México y países del Caribe pertenecientes a la CARICOM (Caribbean Community and Common Market).
    “Como país hospedante de CCLAC, Chile buscará consolidar posiciones y defender los intereses de la región en los foros internacionales, fortalecer la institucionalidad de CODEX en los países miembros de CCLAC, asegurar una adecuada representación de las delegaciones de los países de la región en las reuniones del Codex, apoyar el desarrollo de capacidades de los países de la región para hacer frente a los desafíos de alcanzar altos estándares de inocuidad alimentaria”, señaló Michel Leporati, Secretario Ejecutivo de la Agencia Chilena para la Calidad e Inocuidad Alimentaria.
    Este nuevo rol de coordinador del CCLAC es de gran importancia para la Agencia Chilena para la Calidad e Inocuidad Alimentaria, ya que en ACHIPIA radica la Secretaría Nacional del Codex y el Punto Focal del mismo, por lo que desde hoy se radicará también la Secretaría del CCLAC.

  6. FIA abre Convocatoria Nacional para postular iniciativas en Alimentos Saludables y Agricultura Sustentable

    Leave a Comment

    Dando continuidad a su labor de promover y potenciar los diversos procesos de innovación en el sector agrario, agroalimentario y forestal de Chile, la Fundación para la Innovación Agraria del Ministerio de Agricultura (FIA) abrió una nueva convocatoria nacional, la cual se focaliza en dos grandes desafíos, como los son la agricultura sustentable y la producción de alimentos saludables.

    Hoy, la sustentabilidad y la producción de alimentos saludables son desafíos insoslayables para el sector agrícola. Conciente de esta realidad, la Fundación para la Innovación Agraria, FIA, ha abierto una nueva convocatoria que tiene la particularidad de contar con dos concursos de proyectos y estudios a nivel nacional, a través de los cuales espera impulsar procesos de innovación que permitan abordar los desafíos agroclimáticos y las tendencias de la producción de alimentos a nivel mundial.

    “Uno de estos desafíos es el manejo sustentable de los recursos naturales y productivos en el marco de los cambios por efecto de la variabilidad climática, el cual se aborda a través del Concurso de Proyectos y Estudios de Innovación en Agricultura Sustentable”, señala el director ejecutivo de FIA, Héctor Echeverría. “También nos impone importantes desafíos la tendencia actual de la población mundial hacia el consumo de alimentos más sanos y saludables, donde esperamos contribuir a través del Concurso de Proyectos de Innovación en Alimentos Saludables”, agrega.

    Por una agricultura sustentable

    Según explica Echeverría, el Concurso de Proyectos y Estudios de Innovación en Agricultura Sustentable, está orientado a la gestión de los recursos naturales y productivos, de cara a los cambios en el comportamiento de las variables climáticas que afectan a nuestro país y a la necesidad de aumentar de manera sostenible la productividad agraria.

    Actualmente la disponibilidad de agua y la temperatura están teniendo importantes efectos en la aptitud de ciertas áreas para la producción agrícola, generando la necesidad de ampliar la adaptabilidad de los sistemas de producción en un rango más extenso. “Buscamos entonces, que los proyectos en el marco de este concurso puedan desarrollar y validar nuevas alternativas productivas que se adapten a los cambios observados en las variables climáticas y su comportamiento en el tiempo. O que generen soluciones orientadas a resolver problemáticas relacionadas con la alteración de rendimientos, de calidad y rentabilidad de los sistemas de producción por efecto de la variabilidad climática”.

    Por su parte, la jefa de la Unidad de Programas y Proyectos de FIA, Gabriela Casanova, complementa que este concurso se centra en 4 áreas relevantes. La primera de ellas tiene relación con el manejo de los recursos hídricos, donde buscamos innovaciones que permitan aumentar la disponibilidad, acceso, calidad y eficiencia en el uso del agua en sistemas productivos agrarios; otra área es la diversificación productiva, que se enfoca en la introducción, domesticación, adaptación o mejoramiento de especies y variedades que permitan la acomodación de sistemas de producción a las nuevas condiciones climáticas, así como a las oportunidades de mercado.

    “También hemos priorizado iniciativas que contribuyan a prevenir y controlar la introducción de nuevas plagas y enfermedades o una mayor propagación de aquellas ya existentes en el país; y por último, iniciativas orientadas a desarrollar y validar soluciones tecnológicas y medidas tendientes a minimizar los efectos negativos de situaciones de estrés abióticos, como por ejemplo, los golpes de sol, granizos, heladas y lluvias torrenciales, entre otros”, concluye.

    Producir alimentos más saludables

    Con el Concurso de Proyectos de Innovación en Alimentos Saludables, FIA busca impulsar iniciativas orientadas a promover la agregación de valor de la materia prima proveniente del sector agrario nacional, a través del desarrollo de alimentos que contribuyan a la salud y al bienestar de la población, dando respuesta a las tendencias actuales y futuras del consumo de alimentos.

    Bajo este objetivo, explica Echeverría, “los proyectos que se presenten deberán incorporar innovaciones en productos, procesos tecnológicos, comerciales y/o gestión, en 6 áreas relevantes y de nuestro interés”.

    La primera de ellas se refiere a innovaciones en la obtención de ingredientes saludables a partir de materia prima y de residuos de la actividad agraria y agroindustrial nacional. Una segunda área está orientada al desarrollo de alimentos saludables e innovadores a partir de materia prima que considere algún nivel de procesamiento para su obtención.

    “Hemos priorizado también iniciativas que contribuyan a desarrollar tecnologías de proceso de alimentos saludables; innovaciones en el ámbito del aseguramiento de la calidad e inocuidad; diseño y validación de modelos productivos y de gestión orientados a la diferenciación de alimentos saludables; y modelos de negocios innovadores de encadenamientos productivos y comerciales, con foco en la producción de la pequeña y mediana agricultura, para la producción de alimentos saludables”, complementa Gabriela Casanova.

    Plazos y requisitos

    Ambas convocatorias están a disposición desde hoy viernes 3 de julio y cierran el 3 de septiembre de 2015 a las 17:00 horas.

    En el caso del Concurso en Agricultura Sustentable, los proyectos tendrán un plazo de hasta 48 meses y los estudios hasta 12 meses. Los resultados y beneficios deben ser de interés público y dar respuesta a requerimientos de un grupo importante del sector agrícola, pudiendo postular organizaciones de productores, universidades, centros de investigación y transferencia, entidades consultoras y de asesoría técnica.

    Aquellos proyectos o estudios presentados por universidades, centros de investigación o entidades consultoras, deben estar asociados a organizaciones o empresas del sector productivo y privado.

    Para el Concurso en Alimentos Saludables, los proyectos deberán tener un plazo de ejecución de hasta 48 meses y generar resultados y beneficios de importancia e impacto para el sector, pudiendo postular organizaciones, productores o empresas del sector productivo y privado, asociados con entidades del sector de investigación y desarrollo tecnológico.

    En cuanto a los aportes, FIA entregará un financiamiento máximo equivalente al 70% del costo total de la propuesta, y la contraparte deberá hacer un aporte mínimo del 30%. Para los proyectos de Agricultura Sustentable, El monto solicitado a FIA no podrá ser superior a 150 millones de pesos, y 30 millones para los estudios. Mientras que para los proyectos de innovación en Alimentos Saludables, el monto solicitado no podrá ser superior a 120 millones de pesos.

    Las consultas referentes a la convocatoria, deberán realizarse a las direcciones electrónicas agriculturasustentable2015@fia.cl o alimentosaludables2015@fia.cl, entre el 6 de julio y el 27 de agosto de 2015.

    Para mayor información ingresa a www.fia.cl

  7. Nueva ley de etiquetado de alimentos regirá en el 2016

    Leave a Comment

    En Chile, uno de tres niños menores de seis años tiene exceso de peso. En paralelo, una de cada 11 muertes ocurridas cada 60 minutos está asociada a alguna enfermedad crónica derivada a la obesidad.

    En este trágico escenario, al que se debe agregar que los niños que actualmente tienen cinco años a los 30 alcanzarán niveles excesivos de sobrepeso, nace la nueva ley de Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad, más conocida como “ley de etiquetado de alimentos”.

    La normativa -pionera en el mundo por sus altos niveles de exigencias- tiene como principal objetivo regular tres conductas: la publicidad dirigida a niños asociada a la comida, la venta en escuelas de determinados productos y el etiquetado respecto a su información nutricional.

    ¿Pero en qué se traducirá esto en un año más cuando la ley entre en vigencia?

    “La ley busca promover el derecho a saber de las personas. El antiguo reglamento estaba hecho para que la gente no entienda lo que come y permite vender basura como alimentos saludables”, explicó el senador y miembro de la comisión de Salud, Guido Girardi, quien es además uno de los impulsores de la norma.

    En lo concreto, todos aquellos alimentos altos en calorías, azúcares, sodio y grasas saturadas, deberán tener una advertencia en la cara principal de su envase donde se informe sobre el alto contenido de dichos nutrientes.

    Esto se hará a través de un logotipo impreso: un octágono, de fondo negro y letras blancas, con la leyenda “Alto en…” similar a un signo “Pare”, con una dimensión dada por el tamaño del envoltorio especificado en la ley.

    Además, en los colegios se prohibirá la venta de estos productos y se promoverá en conjunto con el ministerio de Educación, la instalación en todos los establecimientos de los “Kioscos saludables”.

    Por último, sobre su publicidad -que es el punto que más discrepancias ha generado con la industria considerando que los niños chilenos reciben 4.700 mensajes de este tipo- es que los alimentos “altos en” no podrán publicitarse en medios dirigidos a menores de 14 años, es decir en radios, revistas, televisión ni internet.

    En el caso de ser promovidos a través de medios masivos deberán llevar un mensaje que promueva sus hábitos de vida saludable.

    Tampoco podrán utilizar elementos que atraigan la atención de los niños y niñas (como concursos asociados) ni ofrecer juguetes, accesorios, adhesivos u otros incentivos para su venta.

    ¿Cuáles son los alimentos “alto en”?

    Actualmente, ninguna bebida gaseosa -a no ser que sea light o zero- ni un cereal azucarado de los que generalmente toman los niños al desayuno y mucho menos la comida chatarra, estaría a salvo de esta advertencia.

    Esto, porque las primeras contienen 10,8 gramos de azúcar por cada 100 milímetros, una caja de cereal posee entre 42% a 38% del mismo nutriente, y sólo 100 gramos de hamburguesa (sin pan ni otro acompañamiento) tiene cinco gramos de grasas saturadas.

    Es así que a partir del 26 de junio de 2016 todos los alimentos sólidos que posean valores mayores de 275 calorías, 400 gramos de sodio, diez gramos de azúcares totales y 4 gramos de grasas saturadas cada cien gramos, serán sometidos a esta ley.

    Respecto a los alimentos líquidos, el límite general cada cien milímetros, dado por la nueva normativa es de 70 ml. de calorías, 100 ml. de sodio, cinco ml. de azúcares totales y tres ml. de grasas saturadas.

    La ministra de Salud, Carmen Castillo, hizo un llamado a las empresas “a no esperar hasta el próximo año para rotular los alimentos”.

    “Con esta ley, que es muy novedosa para el país y que orgullosamente podemos decir que es pionera en el mundo con estas exigencias, queremos disminuir los altos índices de obesidad que afectan hoy al país y del cual debemos hacernos todos responsables”, enfatizó.

    La ley 20.606, aprobada en 2012, es una modificación al Reglamento Sanitario de Alimentos. Sin embargo, y tras la publicación al año siguiente del Decreto 12, el Minsal retrasó su entrada en vigencia para una revisión que buscaba modificar el mensaje “Alto en” por “Exceso de”.

    Esto, fue finalmente rechazado por la Contraloría General de la República lo que obligó a la cartera a retomar la leyenda original.

     

  8. Programa Revolución Saludable de la Fundación Chile

    Leave a Comment

    La obesidad en Chile es una problemática compleja y transversal asociada a la vida moderna, donde el sedentarismo, el nivel de estrés y la mala alimentación limitan el desarrollo de una vida saludable. En esta línea, resulta indispensable un trabajo coordinado y consensuado entre el gobierno, sector privado, sociedad civil y organizaciones científicas y tecnológicas, para revertir la alarmante tendencia en el aumento de la obesidad en nuestro país que alcanza el 25 %, según cifras de la Encuesta Nacional de Salud 2009 – 2010.
    Con el objetivo de contribuir en el desafío de disminuir los niveles de obesidad y hábitos poco saludables de nuestra sociedad, Fundación Chile con la colaboración de GfKAdimark, lanzó el programa “Revolución Saludable”. El estudio levanta y analiza información de la situación actual de Chile en términos de alimentación y vida saludable, generando contenidos e indicadores que busca servir de apoyo tanto a las políticas públicas como al sector productivo.
    Es así como desde el año 2012 se han lanzado tres volúmenes del estudio “Chile Saludable: Oportunidades y Desafíos de Innovación”, abordando distintas temáticas como han sido la creación de los perfiles psicográficos de los chilenos caracterizados en cuanto a hábitos y barreras para tener una vida saludable. Los perfiles son clasificados en motivados, esforzados, resignados, culposos e indecisos.
    Además, el documento abarca las tendencias y dinámicas en el mercado de los alimentos saludables en Chile y el mundo, junto con las oportunidades y desafíos de innovación para el desarrollo de alimentos saludables. También plantea el rol de Chile como polo de innovación a partir de los berries nativos y microalgas.
    Para este año, una de las temáticas a abordar en el estudio Chile Saludable volumen IV, son las oportunidades y desafíos de innovación para el desarrollo de productos para el adulto mayor, siendo una población en crecimiento durante los últimos años en nuestro país.
    Para dar a conocer los resultados de estos estudios, Fundación Chile realiza cada año eventos de difusión que permitan promover el debate en torno a la alimentación y vida saludable.
    El gerente de Alimentos y Biotecnología de Fundación Chile, Andrés Barros, destacó que “con la iniciativa Revolución Saludable se espera ofrecer un espacio de información, potenciando la educación y las buenas prácticas en esta temática. Además, se pone a disposición pública datos, análisis, tendencias y las posibles causas que han originado la carencia de hábitos saludables en Chile”.
    A su vez, Revolución Saludable posee también una página web (www.revolucionsaludable.cl), donde es posible encontrar estudios, recursos y noticias relacionadas con la alimentación y vida saludable. En este contexto, se han convocado a distintos actores como nutricionistas, nutriólogos, gastroenterólogos, diabetólogos, psicólogos, especialistas en actividad física y expertos en temas de salud pública relacionada a la nutrición, donde a través de su experiencia, transmiten parte de sus conocimientos mediante columnas de opinión y videos de interés.

  9. Ingredientes funcionales y aditivos especializados: el auspicioso mercado que le espera a Chile

    Leave a Comment

    Una tendencia asumida hoy por la industria alimentaria mundial, es enfocar las tecnologías y recursos en agregar valor a la producción de alimentos. Este es el objetivo que persigue la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura, que esta vez analiza el poner sus fichas en el desarrollo de ingredientes funcionales y aditivos especializados de origen natural.

    Esto a partir de la elaboración del estudio “Estrategia para el Desarrollo de la Industria de Ingredientes Funcionales en Chile”, con el cual FIA pretende analizar la oportunidad país de producir ingredientes funcionales y aditivos especializados para el mercado internacional. “Ello, junto con identificar las materias primas necesarias en su explotación, si existe una plataforma tecnológica para su desarrollo o si contamos con capital humano, por ejemplo”, explica Soledad Hidalgo, coordinadora de Programas de Innovación-FIA.

    A fines del año pasado la Unidad de Desarrollo Estratégico (UDE) de la Fundación, licitó este estudio, adjudicándoselo el Centro de Excelencia Internacional Wageningen UR Chile, cuyo trabajo con el sector agroalimentario nacional data de 2012. “Paralelo a los contactos internacionales en el tema de alimentación saludable e ingredientes funcionales con los que cuenta, la consultora consideró en su propuesta no solo a tales ingredientes sino también aditivos con funcionalidad tecnológica”, afirma Hidalgo.

    Avance

    Pero, ¿qué se entiende por ingrediente funcional? Según Francisco Rossier, business development manager de WageningenUr Chile y coordinador del equipo ejecutor del estudio, corresponde al componente activo natural que, al ser agregado a un alimento formulado, le otorga a ese nuevo producto la capacidad de tener un efecto beneficioso sobre la salud, reduciendo el riesgo de enfermedades.

    Atributos que en el avance del estudio, confirman la gran oportunidad que tiene Chile si logra explotar dicho rubro. “El hecho de que el consumidor moderno de EE.UU., Europa y Asia hoy exija alimentos no solo sabrosos sino también saludables, ha generado el segmento de ingredientes funcionales. Nicho que ya en 2010 contaba con US$24,2 millones de ingresos después de haber crecido un 31% en cuatro años”, dice Rossier, agregando que el ciclo de éxito de un producto alimenticio con tales ingredientes, listo para su consumo final, demora solo cinco años.

    El experto señala que es interesante observar el caso de Holanda que, siendo un país pequeño, de superficie limitada para cultivos, con escasa diversidad climática y una población inferior a los 16 millones, hoy se ubica como el segundo productor de alimentos del mundo por debajo de EE.UU. “Ellos, a partir de la importación de materias primas de otros países, han apostado por agregarle valor a los alimentos, desde la explotación de los ingredientes funcionales. De hecho, su industria agroalimentaria es equivalente a toda la industria exportadora chilena incluyendo la minería”, menciona.

    Un ejemplo que según Soledad Hidalgo, hace más auspicioso el escenario local hacia esta industria. “Efectivamente hay una oportunidad para el país, que estamos estudiando a través de este estudio, de producir ingredientes ya sea con funcionalidad para la salud o funcionalidad tecnológica, que permita agregar valor a nuestras materias primas satisfaciendo las demandas por una alimentación cada vez más saludable y natural”, enfatiza.

    Capital y desafíos

    No obstante, dicho trabajo ya ha sido iniciado por ciertas empresas en Chile que según Francisco Rossier, han aportado con información sobre cómo generar modelos de colaboración y encadenamiento productivo, a fin de aliviar los costos de inversión para el sector exportador local. “La inversión es importante, por eso es fundamental generar modelos de asociatividad en el país. Debemos cambiar el paradigma respecto a la producción de alimentos en nuestro territorio, pensando en términos más mineros. Cuando uno invierte en la explotación de una mina estima un crecimiento a 10 años, es decir a largo plazo, es así como debemos proyectarnos en este sector”, indica el experto.

    Rossier complementa que “en estos momentos, no hay muchas herramientas que permitan bajar la incertidumbre a un nivel tal que el productor de alimentos se arriesgue a invertir en capital, cuyos resultados los tendrá después de mucho tiempo. Pero si se articula la asociatividad, ese riesgo disminuye porque se está compartiendo entre varios participantes”, señala, afirmando que lo importante es que el producto final no supere los 10 centavos de dólar en costo de producción.

    En cuanto a los desafíos, el especialista apunta a desarrollar más la domesticación de nuestras especies agrícolas y del mar, junto con modernizar la legislación local respecto a este mercado.

  10. Ingredientes funcionales y aditivos especializados: el auspicioso mercado que le espera a Chile

    Leave a Comment

    Una tendencia asumida hoy por la industria alimentaria mundial, es enfocar las tecnologías y recursos en agregar valor a la producción de alimentos. Este es el objetivo que persigue la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura, que esta vez analiza el poner sus fichas en el desarrollo de ingredientes funcionales y aditivos especializados de origen natural.

    Esto a partir de la elaboración del estudio “Estrategia para el Desarrollo de la Industria de Ingredientes Funcionales en Chile”, con el cual FIA pretende analizar la oportunidad país de producir ingredientes funcionales y aditivos especializados para el mercado internacional. “Ello, junto con identificar las materias primas necesarias en su explotación, si existe una plataforma tecnológica para su desarrollo o si contamos con capital humano, por ejemplo”, explica Soledad Hidalgo, coordinadora de Programas de Innovación-FIA.

    A fines del año pasado la Unidad de Desarrollo Estratégico (UDE) de la Fundación, licitó este estudio, adjudicándoselo el Centro de Excelencia Internacional Wageningen UR Chile, cuyo trabajo con el sector agroalimentario nacional data de 2012. “Paralelo a los contactos internacionales en el tema de alimentación saludable e ingredientes funcionales con los que cuenta, la consultora consideró en su propuesta no solo a tales ingredientes sino también aditivos con funcionalidad tecnológica”, afirma Hidalgo.

    Avance

    Pero, ¿qué se entiende por ingrediente funcional? Según Francisco Rossier, business development manager de WageningenUr Chile y coordinador del equipo ejecutor del estudio, corresponde al componente activo natural que, al ser agregado a un alimento formulado, le otorga a ese nuevo producto la capacidad de tener un efecto beneficioso sobre la salud, reduciendo el riesgo de enfermedades.

    Atributos que en el avance del estudio, confirman la gran oportunidad que tiene Chile si logra explotar dicho rubro. “El hecho de que el consumidor moderno de EE.UU., Europa y Asia hoy exija alimentos no solo sabrosos sino también saludables, ha generado el segmento de ingredientes funcionales. Nicho que ya en 2010 contaba con US$24,2 millones de ingresos después de haber crecido un 31% en cuatro años”, dice Rossier, agregando que el ciclo de éxito de un producto alimenticio con tales ingredientes, listo para su consumo final, demora solo cinco años.

    El experto señala que es interesante observar el caso de Holanda que, siendo un país pequeño, de superficie limitada para cultivos, con escasa diversidad climática y una población inferior a los 16 millones, hoy se ubica como el segundo productor de alimentos del mundo por debajo de EE.UU. “Ellos, a partir de la importación de materias primas de otros países, han apostado por agregarle valor a los alimentos, desde la explotación de los ingredientes funcionales. De hecho, su industria agroalimentaria es equivalente a toda la industria exportadora chilena incluyendo la minería”, menciona.

    Un ejemplo que según Soledad Hidalgo, hace más auspicioso el escenario local hacia esta industria. “Efectivamente hay una oportunidad para el país, que estamos estudiando a través de este estudio, de producir ingredientes ya sea con funcionalidad para la salud o funcionalidad tecnológica, que permita agregar valor a nuestras materias primas satisfaciendo las demandas por una alimentación cada vez más saludable y natural”, enfatiza.

    Capital y desafíos

    No obstante, dicho trabajo ya ha sido iniciado por ciertas empresas en Chile que según Francisco Rossier, han aportado con información sobre cómo generar modelos de colaboración y encadenamiento productivo, a fin de aliviar los costos de inversión para el sector exportador local. “La inversión es importante, por eso es fundamental generar modelos de asociatividad en el país. Debemos cambiar el paradigma respecto a la producción de alimentos en nuestro territorio, pensando en términos más mineros. Cuando uno invierte en la explotación de una mina estima un crecimiento a 10 años, es decir a largo plazo, es así como debemos proyectarnos en este sector”, indica el experto.

    Rossier complementa que “en estos momentos, no hay muchas herramientas que permitan bajar la incertidumbre a un nivel tal que el productor de alimentos se arriesgue a invertir en capital, cuyos resultados los tendrá después de mucho tiempo. Pero si se articula la asociatividad, ese riesgo disminuye porque se está compartiendo entre varios participantes”, señala, afirmando que lo importante es que el producto final no supere los 10 centavos de dólar en costo de producción.

    En cuanto a los desafíos, el especialista apunta a desarrollar más la domesticación de nuestras especies agrícolas y del mar, junto con modernizar la legislación local respecto a este mercado.