PIA+S

Transforma Alimentos

Plataforma de Información en Alimentos Saludables

Archive: Oct 2015

  1. Tendencias e innovaciones en alimentos en Expoalimentaria 2015

    Leave a Comment

    Explorando las últimas tendencias e innovaciones en alimentos en Expoalimentaria 2015 (Perú), una de las principales ferias del sector en Latinoamérica.
    La visita se enmarca en el trabajo de prospección de nuestro Programa de Innovación en Alimentos más Saludables (www.piaschile.cl), coordinado por la profesional Marcela Samarotto.
    La quínoa, con sus innovaciones en empaque, procesos y aplicaciones, ha sido la estrella indiscutida del evento.

    11952877_901744589861908_837989586474394203_o (1)

    11896358_901744719861895_7121704564968710166_o

    11896157_901744729861894_3270248673702897282_o

    11942129_901744639861903_4049611107138990216_o

    11888157_901744649861902_1321132821464696772_o

    11895208_901744543195246_1838022488070999052_o

    11893740_901744593195241_3203717558047130349_o

    11942202_901744659861901_1718951195261809909_o

    11952679_901744539861913_5562764276390463598_o

  2. Gobierno prepara fuerte estrategia para fiscalizar etiquetado de alimentos

    Leave a Comment

     

    El gobierno ha iniciado un severo plan estratégico para vigilar y fiscalizar el reglamento que regula el etiquetado de alimentos y su publicidad, el que entrará en vigor en junio de 2016. Esto, por las nuevas obligaciones que tendrá que incorporar una industria que sólo en el área de confites, galletas, cereales y snacks mueve US$ 2.000 millones.

    Desde su aprobación, hace cuatro meses, el Ministerio de Salud lidera el proceso de implementación, lo que comenzó con la preparación de directrices y orientaciones para el cumplimiento del decreto.

    El departamento de alimentos del Minsal junto con expertos jurídicos y de alimentos, está redactando los documentos internos que estarán terminados al cierre de este año para ser compartidos con las Secretarias Regionales Ministeriales (Seremis), encargadas de la fiscalización en todo el país.

    Por ahora se está trabajando en detallar cómo se debe realizar la fiscalización, basada en un enfoque de riesgo, siendo en primera instancia la supervisión de los alimentos consumidos por los menores de edad.

    “Los lugares y alimentos que están dirigido a niños son los que vamos a vigilar con mucho énfasis. Nos vamos a preocupar muy bien de que tengan los tres elementos centrales del reglamento: el etiquetado donde corresponde, que no se vendan en establecimientos educaciones y que no tenga publicidad dirigida a menores de 14 años”, dice Lorena Rodríguez, jefa de nutrición del Minsal.

    Para potenciar esta tarea se aprobó un nuevo presupuesto para invertir en capacitación e información sobre el documento. Además, comenta, se solicitó otro presupuesto parar fortalecer los equipos de fiscalización en regiones, con al menos un profesional cada una.

    “Hemos tenido reuniones de intercambios de experiencias con las seremis. Vamos a continuar durante todo el próximo año, incluso con el reglamento entrado en vigencia, porque además tenemos que hacer una evaluación a los seis meses”, explica Rodríguez.

    “Durante la fiscalización se llevarán a cabo sumarios. En caso de incumplimiento se les dará un plazo, que puede ser de 15 días, para que corrijan la falta. Las sanciones se pueden saldar con multas económicas que dispone el código de alimentos y si existe un cumplimiento grave o reiterado, se puede saldar con el cierre del local o de la empresa”, comenta.

    Hasta el momento, también se ha comenzado a capacitar a los equipos regionales de alimentos, promoción y nutrición de estas oficinas y se han cerrado alianzas con distintas instituciones destinadas también a vigilar el proceso, como el Consejo Nacional de Televisión, el Sernac, organizaciones de consumidores, la Junaeb, el INE y diversas áreas de los ministerios de Educación, de Desarrollo Social y Medio Ambiente.

    Pero, además, en este afán de vigilancia también se suma al consumidor, quién podrá informar sobre prácticas que vayan en contra de la regulación. “El rol de vigilancia lo tiene todo el mundo, cualquiera puede vigilar y si no se está cumpliendo, dar aviso. Como siempre vamos a estar trabajando de continuo con la Seremi”, cuenta.

    La fiscalización en la práctica

    El Sernac puede actuar en esta fase de vigilancia con el desarrollo de estudios que verifican este cumplimiento en los colegios o las restricciones en la publicidad. “Hemos creado un convenio marco que nos permita tener esta alianza en el tiempo”, detalla.

    El Consejo Nacional de Televisión aportará con la vigilancia mediante la medición de las audiencias, aunque aún no se ha determinado cómo se fiscalizará en este caso. “Ya hemos tenido unas siete reuniones para ver este tema. Estamos con los abogados estudiando si la sanción será para el programa de televisión o la empresa que publicita el producto en sí. Los canales no quieren incumplir lo que se les está exigiendo y aquí es donde hay una cadena de responsabilidad, de progresión en la fiscalización”, cuenta.

    También se están desarrollando campañas de información con dos aristas. Por un lado, una inicial para medios masivos, que promueva la comida saludable, y que estará en marcha a final de este año, y por otro, se implementará una segunda campaña antes de que entre en vigor el reglamento y que explicará en qué consiste, las restricciones en publicidad y las implementaciones de la ley.

    INDUSTRIA CONCRETA CAMBIOS

    En este primer periodo de implementación de la regulación existen varios grupos de trabajo que estudian el desarrollo de líneas base para saber cómo las empresas van a ir cambiando sus alimentos, como el Inta, de la Universidad de Chile. “A nosotros no nos corresponde entrar en si la empresa está cambiando sus nutrientes, pero nuestra percepción es que sí ha habido modificaciones, también en productos nuevos, que vienen sin adición de sal y azúcar y vemos eso con muy buenos ojos”, afirma la representante del Ministerio de Salud. “Hemos sabido por la parte académica, encargada de esto, que se está haciendo bastante investigación en la líneas de quesos, cecinas, bebidas, mucho en líquidos y se está bajando el contenido de nutrientes críticos”, agrega sobre un proceso en el que las empresas partieron, en muchos casos, adelantándose a la normativa.
    Pero estas no son las únicas modificaciones que se advertirán en la industria. Según se supo con anterioridad, las empresas importadoras dejarán de comercializar al menos 150 productos en el país por la mayor exigencia reglamentaria. Una de ellas será Mondelez, que tiene marcas como Oreo, Milka o Club Social, y que ya anunció que no traerá al menos un 10% de los 400 productos que integran su oferta

  3. Buscando producir alimentos más saludables para Aysén

    Leave a Comment

    La actividad denominada “Ciclo de Encuentros Regionales para la Innovación – Zona Austral”, convocó a emprendedores/as en alimentos saludables en la Región de Aysén y también a quienes realizan un trabajo complementario, como lo son las universidades y organismos públicos como Sercotec e Indap, que brindan apoyo a los emprendedores de la zona.

    “En el ciclo participaron alrededor de 30 personas de los ámbitos de la producción de berries, miel y carne, siendo una de las aristas más importantes del taller, la generación de redes para que los productores/as se sigan vinculando y articulando, de manera que se apoyen en el trabajo de desarrollar alimentos saludables en la Región de Aysén”, comentó la profesional de FIA, Marcela Samarotto.
    Según explicó el Secretario Regional Ministerial de Agricultura, Horacio Velásquez, “la tendencia de comer cada vez más sano crece día a día entre los consumidores/as. Lo anterior, debemos verlo como una oportunidad, de aprovechar las bondades que tenemos en Aysén, entendiendo que debemos producir según lo que el mercado demande, siendo capaces de que como proveedores sean capaces de asegurar calidad e inocuidad de los alimentos”.
    Igualmente agregó Velásquez, “hoy contamos con una la marca de calidad Aysén Patagonia Chile, que agrupa una serie de rubros importantes para la región, la que debemos aprovechar, y entender que conociendo la trazabilidad de un alimento que fue producido bajo ciertos estándares de calidad, sin duda alguna se le dará un valor agregado, ya que es eso lo que buscan los consumidores/as”.
    Cabe destacar, que en el 2012, la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), y CORFO pusieron en marcha el Programa de Innovación en Alimentos más Saludables (PIA+S), con la finalidad de impulsar la industria chilena productora de alimentos en el mercado internacional y favorecer la creación de un entorno apropiado para la innovación y el emprendimiento y desarrollar una oferta que responda al mercado interno e internacional.

    887526_716200745148062_8308941094184471687_o AnOEXMPJXUs_Jz2xRlScLqoPYilcdpu3MD-YjNZyd-Jb AhHNBRYGkjcjw2i6BdJTVONnnwww3P4PAKKWTXv2K1VK

  4. Etiquetado de alimentos: 150 productos dejarán de importarse por mayor exigencia

    Leave a Comment

    Parecía que el debate sobre el nuevo etiquetado de alimentos había pasado a segundo plano para los gremios del sector, quienes cuando se discutió la ley y el reglamento tuvieron una fuerte ofensiva, ya que consideraban que era una normativa que dañaba, entre otros puntos, la propiedad intelectual de los productores.

    Sin embargo, el debate se volvió a encender el miércoles en la Cámara de Comercio de Santiago, con la reunión que mantuvo con representantes comerciales de los principales países, donde solicitó a las embajadas que intercedieran ante las autoridades sanitarias para enmendar algunas normas que podrían afectar las importaciones.

    En total, según fuentes del mercado, y por efectos de la mayor exigencia que establece la regulación, dejarán de importarse al menos 150 productos alimenticios. Entre ellos, dicen, sería esperable que estuviera el portafolio de productos de la empresa Ferrero, como Kinder Sorpresa, que vulnera la prohibición de que los productos con exceso de nutrientes críticos contengan publicidad o regalos dirigidos a menores de 14 años, así como dulces, caramelos o chupachups (coyac).

    Esto podría traer efectos económicos. Sólo la industria del chocolate mueve anualmente US$ 360 millones, del cual un 20% son productos importados, lo que se traduce en cerca de US$ 70 millones. Además, se estima que 13% de este volumen tendrá que pasar por estudios y cambios en sus etiquetas, explican.

    Así, habría productos que, de plano, incumplirían la normativa por estar dirigidos con publicidad a menores. Pero, además de esta razón, habría que contabilizar el gasto ocasional de desarrollar estas etiquetas, que podría dejar fuera a algunos operadores.

    Y es que además del costo que supone la modificación de la etiqueta, hay que tener en cuenta que el margen de los productos será más acotado, dado que se estima que los cambios incrementen el costo de cada producto en hasta 10%.

    Por lo tanto, los importadores sin la suficiente flexibilidad para producir o etiquetar para los volúmenes de Chile, bajos en comparación a los de otros países, podrían evaluar la continuidad en el país.

    Es más, antes de que se promulgara el reglamento, desde la industria insistieron en que no sólo las menores, sino también las grandes compañías con operaciones en el país estudiarían reducir su línea de productos, para no modificar toda la estrategia por un mercado menor.

    Pero la normativa no sólo afectará a importadores que reducirían su oferta. Las empresas nacionales con carácter exportador también enfrentarán un impacto.

    Sebastián García, gerente general de Carozzi, reconoció en una entrevista hace unas semanas que 250 productos de los 600 que la empresa envía al resto de países de la región dejarán de exportarse por la pérdida de rentabilidad de desarrollar dos envases. Esta decisión se traducirá en perder 30% de las exportaciones del grupo en la región, es decir, cerca de US$ 15 millones.

    La actuación del sector

    A pesar del impacto, la industria -que amenazó con recurrir a organismos internacionales contra por el reglamento- aún no ha dado pasos en este sentido.

    Hubo empresas de las que se rumoreó o anunciaron, como Mars, que evaluarían defender el caso en foros de comercio internacional, como la OCDE. Asimismo, al menos siete países de la Unión Europea alertaron ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por las trabas que generaría la legislación.

    Pese a esto, fuentes del sector dicen ahora que ya se descartaron estas opciones en foros internacionales para plantear reparos. Los más importante, dicen, era la protección de las marcas, y tomando en cuenta que la legislación quedó más acotada, no es necesario recurrir a esta vía.

    Esta visión es compartida por buena parte del sector, que una vez publicada la nueva norma, se concentró en estudiar los cambios nutricionales necesarios para evitar este nuevo rotulado y en diseñar las etiquetas exigidas.

    Por ejemplo, el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile está asesorando hoy a 20 empresas, mientras otras firmas hacen algo similar con sus propios equipos de innovación.

    LAS OTRAS ESTRATEGIAS EN EL SECTOR

    Sofofa y Minsal Unos días después de que el reglamento fuera aprobado, el comité de alimentos de Sofofa -conformado por AB Chile, Chilealimentos, Supermercados de Chile y la Asociación Nacional de Productores de Cecinas (Anic)- se congregó y decidió solicitar un encuentro con el Ministerio de Salud, para ver la implementación.

    Multinacionales a Contraloría Coca-Cola, Carozzi, Colún y Nestlé ingresaron informes a Contraloría para impugnar el reglamento, argumentando impactos en derecho de marca o compromiso internacional.

    Gremios internacionales Junto a las multinacionales, hubo varias asociaciones gremiales extranjeras que acudieron a Contraloría. Entre ellas estuvieron programadores de TV cable o avisadores, que advirtieron sobre los efectos de la restricción en la publicidad para menores.

    foto_0000000220151001180541