Noticias

supermarket-715391_1280
Etiquetado de alimentos: 150 productos dejarán de importarse por mayor exigencia

Publicación: 02 - 10 - 2015 - Fuente: www.df.cl

Los más afectados serán firmas sin flexibilidad para ejecutar cambios para un mercado pequeño como el local.

Parecía que el debate sobre el nuevo etiquetado de alimentos había pasado a segundo plano para los gremios del sector, quienes cuando se discutió la ley y el reglamento tuvieron una fuerte ofensiva, ya que consideraban que era una normativa que dañaba, entre otros puntos, la propiedad intelectual de los productores.

Sin embargo, el debate se volvió a encender el miércoles en la Cámara de Comercio de Santiago, con la reunión que mantuvo con representantes comerciales de los principales países, donde solicitó a las embajadas que intercedieran ante las autoridades sanitarias para enmendar algunas normas que podrían afectar las importaciones.

En total, según fuentes del mercado, y por efectos de la mayor exigencia que establece la regulación, dejarán de importarse al menos 150 productos alimenticios. Entre ellos, dicen, sería esperable que estuviera el portafolio de productos de la empresa Ferrero, como Kinder Sorpresa, que vulnera la prohibición de que los productos con exceso de nutrientes críticos contengan publicidad o regalos dirigidos a menores de 14 años, así como dulces, caramelos o chupachups (coyac).

Esto podría traer efectos económicos. Sólo la industria del chocolate mueve anualmente US$ 360 millones, del cual un 20% son productos importados, lo que se traduce en cerca de US$ 70 millones. Además, se estima que 13% de este volumen tendrá que pasar por estudios y cambios en sus etiquetas, explican.

Así, habría productos que, de plano, incumplirían la normativa por estar dirigidos con publicidad a menores. Pero, además de esta razón, habría que contabilizar el gasto ocasional de desarrollar estas etiquetas, que podría dejar fuera a algunos operadores.

Y es que además del costo que supone la modificación de la etiqueta, hay que tener en cuenta que el margen de los productos será más acotado, dado que se estima que los cambios incrementen el costo de cada producto en hasta 10%.

Por lo tanto, los importadores sin la suficiente flexibilidad para producir o etiquetar para los volúmenes de Chile, bajos en comparación a los de otros países, podrían evaluar la continuidad en el país.

Es más, antes de que se promulgara el reglamento, desde la industria insistieron en que no sólo las menores, sino también las grandes compañías con operaciones en el país estudiarían reducir su línea de productos, para no modificar toda la estrategia por un mercado menor.

Pero la normativa no sólo afectará a importadores que reducirían su oferta. Las empresas nacionales con carácter exportador también enfrentarán un impacto.

Sebastián García, gerente general de Carozzi, reconoció en una entrevista hace unas semanas que 250 productos de los 600 que la empresa envía al resto de países de la región dejarán de exportarse por la pérdida de rentabilidad de desarrollar dos envases. Esta decisión se traducirá en perder 30% de las exportaciones del grupo en la región, es decir, cerca de US$ 15 millones.

La actuación del sector

A pesar del impacto, la industria -que amenazó con recurrir a organismos internacionales contra por el reglamento- aún no ha dado pasos en este sentido.

Hubo empresas de las que se rumoreó o anunciaron, como Mars, que evaluarían defender el caso en foros de comercio internacional, como la OCDE. Asimismo, al menos siete países de la Unión Europea alertaron ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por las trabas que generaría la legislación.

Pese a esto, fuentes del sector dicen ahora que ya se descartaron estas opciones en foros internacionales para plantear reparos. Los más importante, dicen, era la protección de las marcas, y tomando en cuenta que la legislación quedó más acotada, no es necesario recurrir a esta vía.

Esta visión es compartida por buena parte del sector, que una vez publicada la nueva norma, se concentró en estudiar los cambios nutricionales necesarios para evitar este nuevo rotulado y en diseñar las etiquetas exigidas.

Por ejemplo, el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile está asesorando hoy a 20 empresas, mientras otras firmas hacen algo similar con sus propios equipos de innovación.

LAS OTRAS ESTRATEGIAS EN EL SECTOR

Sofofa y Minsal Unos días después de que el reglamento fuera aprobado, el comité de alimentos de Sofofa -conformado por AB Chile, Chilealimentos, Supermercados de Chile y la Asociación Nacional de Productores de Cecinas (Anic)- se congregó y decidió solicitar un encuentro con el Ministerio de Salud, para ver la implementación.

Multinacionales a Contraloría Coca-Cola, Carozzi, Colún y Nestlé ingresaron informes a Contraloría para impugnar el reglamento, argumentando impactos en derecho de marca o compromiso internacional.

Gremios internacionales Junto a las multinacionales, hubo varias asociaciones gremiales extranjeras que acudieron a Contraloría. Entre ellas estuvieron programadores de TV cable o avisadores, que advirtieron sobre los efectos de la restricción en la publicidad para menores.

foto_0000000220151001180541

Noticias Relacionadas