Noticias

maqu1
La nueva era de los envases

Publicación: 12 - 07 - 2016 - Fuente: www.revolucionsaludable.cl

Por Natalie Devenin. Diseñadora Industrial y Master en Nuevos Hábitos Alimentarios

Nunca olvidaré la primera vez que comí un plato. Y cuando hablo de plato, no hablo de una preparación, hablo del objeto, del contenedor. Fue hace un poco más de 10 años, en un restaurant nikkei, en Santiago. Este plato era un pequeño contenedor hecho a partir de una masa de arroz, que albergaba esa sabrosa y delicada fusión exótica y multisensorial. A partir de ese momento, despertó en mí una fascinación por los objetos comúnmente funcionales, no comestibles, hechos para ser olfateados, saboreados y masticados, en busca de crear una experiencia de consumo única, lúdica e inolvidable, como esa taza hecha de galleta, para Lavazza¹ (Foto 1) o algo más reciente, como lo que está haciendo KFC en UK² (Foto 2)

comes2

Foto 1: Lavazza: taza de café comestible cero residuos

Columna

Foto 2: KFC ofrece las tazas de café comestibles

A medida que fueron pasando los años, nuevos productos de esta índole fueron visibilizándose a través de la web. No eran productos masivos, más bien conceptuales, incluso de existencia efímera, para sorprender a los asistentes de algún evento de alta sociedad, en algún lugar lejano, o incluso como un ejercicio de diseño que busca abrir territorios inexplorados, para satisfacer ciertas “necesidades” futuristas.

Ahora, a mediados del 2016, podemos encontrar con mayor facilidad este tipo de objetos. Algunos buscan sorprendernos y hacernos vivir algo único, y otros con fines más sustentables, que buscan minimizar un impacto ambiental, como lo es el diseño de packaging comestible. Sí sí, ha leído bien, packaging comestible.

Para ejemplificar esto, podemos tomar el caso de WikiCells, un concepto definido como nuevas formas para comer y beber snacks sin usar plástico. Éste es una innovación de un equipo compuesto por un profesor de Harvard, David Ewards, en conjunto con un diseñador francés, Francois Azambourg. La idea de WikiCells es crear packaging para bebidas y alimentos siguiendo las reglas y métodos de la naturaleza, tal como explican en el blog de D. Edwards. “WikiCells contiene bebidas y alimentos dentro de tejidos que están enteramente compuestos por partículas de alimentos naturales, unidos por iones nutritivos y generalmente se protegen con carcasas duras comestibles, o biodegradables.”. Este proyecto ha constado de varias etapas experimentales sorprendentes, pero en la actualidad, los podemos encontrar en París, donde se pueden consumir cócteles y helados en formato de “perlas” (WikiPearls), con membranas protectoras en base a coco u otros sabores y mezclas sorprendentes, aparte de su atractiva presentación para salados y dulces (Foto 3).

comes3

Foto 3: WikiCells

Otro ejemplo de envase comestible y biodegradable, es uno que ha aparecido mucho en redes sociales. Es el caso de Ooho³, una creación de unos estudiantes de diseño, en Londres. Esta está basada en la cocina molecular y que, según sus creadores, el español Rodrigo García González y los franceses Guillaume Couche y Pierre Paslier, esta suerte de bolsa puede ser hecha en nuestras cocinas. Esta porción de agua esferificada es higiénica, flexible y fácil de transportar. Esta innovación que podría ser un próximo paso para los productos para deportistas, u otros nichos, ganó el Lexus Design Award 2014 y fue desarrollada en Creative Commons (licencia libre) para que todos tengamos la posibilidad de “cocinarlas” y mejorarlas desde nuestras cocinas (Foto 4).

comes4

Foto 4: Ooho

En Europa podemos encontrar otros casos de entidades dedicadas a este tipo de innovación, como por ejemplo Tomorrow Machine, un estudio de diseño sueco que ha creado envases comestibles y biodegradables (Foto 5). Uno de los más atractivos es el ejemplo del frasco de aceite, hecho en base a caramelo. Dentro de la página, muestran imágenes que explican cómo funciona, y parte del proceso (http://tomorrowmachine.se/#This too shall pass).

 

comes5

Foto 5: Tomorrow Machine

Un caso más cercano a nuestro territorio es el de Bob’s Burgers, en Brasil (2012). Ésta fue una campaña publicitaria que consistía en que el envoltorio de papel de la hamburguesa era comestible, y su premisa era que sus hamburguesas son tan buenas que los clientes ni siquiera alcanzan a desenvolverlas para comerlas. Una apuesta bastante atractiva para los consumidores que buscan algo diferente y único.

Con una apariencia, geometrías y colores muy atractivos, vemos estos objetos desconocidos como nuevos objetos de deseo para nuestras cocinas, recuerdos o paladares, pero también como nuevas soluciones y propuestas para el futuro de nuestros sistemas de embalaje y sustentabilidad. A través de innovaciones como estas, abrimos el espacio a investigar y crear soluciones que no sólo buscan mejorar nuestra calidad de vida, sino que también la de nuestro hábitat, de esta forma, podemos seguir consumiendo nuestros productos de preferencia con una consciencia más tranquila.

 

 

¹http://ecoinventos.com/taza-de-cafe-comestible-cero-residuos/

²http://www.telegraph.co.uk/foodanddrink/foodanddrinknews/11434220/KFC-to-offer-edible-coffee-cups.html

³http://www.pierrepaslier.com/103466/3130887/projects/ooho

http://tomorrowmachine.se/#This too shall pass

Noticias Relacionadas